Inicio de la página

Los chinos

Los chinos han sido, sin duda, grandes inventores. Entre sus muchos inventos podemos destacar: revólveres, pólvora, cañones, porcelana, naipes, papel, sistema decimal, máquina de vapor, paracaídas, brújula, las cerillas, la circulación de la sangre, el coñac, reloj mecánico, imprenta, proyectiles, cinta transportadora, petróleo (1000 o 2000 años antes que nosotros). Y de entre los mencionados, quizás los más importantes sean la brújula y la imprenta.

La verdad es que resulta muy difícil determinar quienes son los autores auténticos de muchos inventos porque, muy a menudo, ya sea por modestia o bien por desinterés, los inventores de otros tiempos no permitían que sus nombres se difundieran entre el pueblo. Pero, según los numerosos testimonios de que se dispone actualmente, no parece dudoso que se deba atribuir estas dos invenciones al pueblo chino.

Fotografía sacada de escuelapedia.comLa imprenta era conocida en China desde hacía largo tiempo, aunque la perfección de su técnica solo se alcanzó hacia el siglo VI de nuestra era, cuando los emperadores chinos de esos años, ordenaron imprimir, entre otros, los cuatro libros de Confucio y algunos clásicos para su uso en la educación de jóvenes. La técnica empleada por los chinos era la xilografía que se imprimía en planchas de maderas. Pero hacia el siglo X, los chinos ya emplearon, también separadas, letras de cobre para hacer la composición del texto. El uso de estas letras de cobre pasó en 1205, de la China al Japón.

El descubrimiento del imán por los chinos se remonta a épocas muy antiguas. En el diccionario etimológico Tchuwen, compilado por Hiu-kiun hacia el año121 d.C., se encuentra ya el término imán y la explicación que lo describe, dice así: "Nombre de una piedra con la cual se da la dirección a una aguja".

En un pasaje análogo, pero más detallado y preciso, que se encuentra en el gran diccionario Pei-wen-yun-fú compuesto en el siglo IX, se dice que ya bajo la dinastía de los Tsin (265-419 d.C.), los marinos habían encontrado la dirección del sur valiéndose del imán.

La brújula utilizada por los chinos estaba constituida por una aguja imantada. La división del limbo de la brújula no estaba unificada. Según se tratase de brújulas náuticas, geográficas, astronómicas o astrológicas, el limbo estaba dividido en 4-8-12-16-24 partes. Los chinos no solamente sabían que la aguja imantada se dirige aproximadamente según la línea norte-sur, sino que también conocían sabían que no toma exactamente esta dirección, pero que se separa muy poco de ella. Eran conscientes, por lo tanto, de la declinación magnética. En la obra de Ken-tsung-chi, escrita hacia el siglo XII, se encuentra una descripción de la declinación magnética: “Si se frota la punta de una aguja con la piedra magnética, señala en seguida el sur, pero no muy exactamente, desviándose un poco hacia el este”.

La brújula fue empleada por los arquitectos chinos para orientar los edificios. Otro de sus usos fue en los viajes terrestres. Las obras históricas escritas en la época de los Han (202 a.C.-220 d. C.) habían mencionado ya coches provistos de brújulas que los emperadores empleaban en sus expediciones a través de su inmenso imperio. Se les llamaban carrozas magnéticas. Estas carrozas magnéticas eran coches de dos ruedas: delante del asiento se encontraba una pequeña estatua móvil alrededor de un pivote y con un brazo extendido en que se encontraba una pequeña barrita imanada, gracias a la cual el brazo indicaba siempre la dirección del sur. Al lado de esta estatua, hay otra que indica la distancia recorrida: cada vez que el vehículo había recorrido una milla china, la segunda estatua hacia sonar una campana. Así pués, se puede decir que realmente que, en aquella época, estaba ya inventado el podómetro.

El empleo de la brújula para la navegación, probablemente, vino después que las carrozas magnéticas. No obstante, se sabe que los chinos habían emprendido ya, bajo la dinastía Tang (siglos VI y VII d.C.), viajes muy largos por mar. Partiendo de Cantón, atravesaban el estrecho de Malaca para ir a Ceilán, a la costa de Malabar y aun hasta la desembocadura del Indo y del Eufrates. Tales viajes no podrían haberse hecho sin la brújula.


Entre los numerosos inventores chinos, se podrían destacar los siguientes:

Cai Lun
Ma Jun
Shen Kuo
Zhang Heng
Zhuge Liang

Cai Lun

Fotografía sacada del blog The secret of World HistoryCai Lun fue un eunuco y consejero imperial chino del Emperador He de Han, que vivió en la corte de la dinastía Han (entre 77 y 110 o, según otras fuentes, entre 50 y 121). En China se le considera tradicionalmente como el inventor del papel, ya que bajo su administración se perfeccionó la técnica de fabricación del material utilizado para la escritura de documentos, que pasó a tener unas propiedades similares a las del papel actual, bastante diferente del papiro y el pergamino utilizados en épocas más antiguas. De acuerdo con las crónicas históricas chinas, la invención del papel habría ocurrido en el año 105 d. de C.

Cai Lun nació en la actual provincia de Guiyang durante la dinastía Han Oriental, y es célebre por haber sido el creador de una nueva clase de papel similar al actual, desarrollado por solicitud de la corte imperial, que reclamaba un material más cómodo de utilizar y conveniente para la escritura. Aunque ya existían tipos más primitivos de papel, Cai Lun procedió a perfeccionar la técnica de elaboración mediante la impermeabilización de encolados a base de almidón, de arroz y zumo mucilaginoso de totora de modo que las hojas quedaran bien satinadas y protegidas del moho y los parásitos.

Tal creación contribuyó a la explotación del papel, que se inició en China, y sería continuada más adelante por japoneses y árabes. Cai Lun fue, con el tiempo, venerado como un personaje semidivino en su país; y en 1962, el gobierno chino lo homenajeó en el 1850 aniversario de su muerte.



Ma Jun

Fotografía sacada del blog The secret of World HistoryMa Jun (220–265) fue un ingeniero mecánico chino durante la era de los Tres Reinos en China. Su más notable invento fue el dispositivo el Sur señalando a Chariot, un transporte con brújula direccional que servía sin la función magnética. De acuerdo a su contemporáneo amigo, poeta y filósofo Fu Xuan (217-278 d. C.).

Ma Jun nació en Fufeng, localizado en el río Wei entre los valles de Wugong y Baoji. Otro de los más grandes inventos de Ma Jun fue el telar de seda.

Hay evidencias históricas que nos muestran que desde el S. XXVII a.C, en China, ya se trabajaba la seda. China procuró tener la exclusividad de tan valiosa materia, prohibiendo su salida y velando por el secreto de su fabricación durante más de tres milenios. Finalmente, gracias a monjes, diplomáticos, espías e incluso ladrones se acabó forzando la exportación de la seda e incluso otras civilizaciones occidentales comenzaron a trabajar por cuenta propia la seda.

Según la tradición china, la novia del Emperador Huang Ti, una chica de 14 años llamada Hsi Ling Shi, inventó la primera bobina de seda. Dice la leyenda que "la diosa de la Seda", la dama Hsi-Ling-shih, esposa del emperador Amarillo, Huangdi, introdujo la cría de gusanos de seda e inventó el telar, así como el comienzo de la producción de seda. Cuenta la leyenda que su marido le encargo que investigara porque las hojas de morera estaban roídas. Ella buscó y encontró unas orugas blancas que comían las hojas de los árboles de morera, tanto de día como de noche. Descubrió también un capullo blanco en una de las hojas y empezó a estudiarlo, encontró más capullos y descubrió que las orugas lo habían fabricado. Intento deshilar uno de los capullos para ver lo que contenía y, accidentalmente, se le cayó uno en la taza de té. Ella sacó el capullo que comenzó a desenredar en un hilo muy largo continuo y fue cautivada por la suavidad y la belleza. Se dio cuenta de que el capullo estaba formado por un solo hilo largo y fuerte, y que al juntar varios hilos podía conseguir un hilo más fuerte que podía ser tejido. Le pidió al emperador que plantara más moreras para producir más capullos.

Hubo un templo en Pekín en el que la emperatriz hacía cada año una ofrenda de las hojas de morera con que se alimentan los gusanos de seda. Y si bien la vida en China pendía de un hilo, fue el hilo de seda el que la puso en contacto con el mundo exterior. Desde el interior de Asia se trazó la ruta de la seda, seguida por Marco Polo durante sus viajes, y por la que circulaban innumerables caravanas con tejidos finos y brillantes con destinos como la India, Roma, Grecia, Rusia y Venecia.



Shen Kuo

Fotografía de Lenore BorisovaShen Kuo vivió en Qiantang, el actual Hangzhou. Nació en el 1031 a.C y murió en el 1095 a.C. En 1063, a la edad de 35 años, Shen Kuo pasó con éxito el examen imperial para el servicio del Gobierno. Fue como embajador al Imperio Tangut y estuvo en las campañas militares llevadas contra ellos. También fue el administrador principal de la Oficina de astronomía y Canciller de la academia de Han-lin.

Shen Kuo fue el primero en describir la brújula magnética en su libro Mengxi Bitan. Esto ocurría un siglo antes de que Alexander Neckham la describiera en Europa. Hizo también una teoría geológica de la geomorfología observando los depósitos del barro, los fósiles de mar que se encontraban en las montañas, y los fósiles petrificados subterráneos de bambú encontrados en una región en la que no se desarrolla el bambú.

Describió también el tipo móvil de impresión de arcilla, inventada por el artesano llamado Bi Sheng en los años 1041 y 1048. Mejoró las invenciones de la esfera armilar, del gnomon, y del reloj de clepsidra. Descubrió el concepto astronómico del norte verdadero, y alegó, que el sol y la luna eran esféricos, no planos, empleando la observación del eclipse solar y el eclipse lunar. Hizo dos atlas, y creó una carta geográfica tridimensional.

Fue también el primero en China en describir el dique seco para la reparación de barcos. Reformó el calendario chino con la base de unas observaciones astronómicas precisas que realizó durante meses. Su descripción de un antiguo sistema, que él mismo recuperó, resultó ser lo que posteriormente se llamaría en Europa la vara de Jacob.

Shen Kuo vivió, al final de su vida, varios años en aislamiento, en su casa y allí poseía un jardín que le servía de esparcimiento, cerca de Zhenjiang, provincia de Jiangsu. Su tumba se sitúa en la zona de Yuhang de Hangzhou, y en septiembre del 2001, por iniciativa del Gobierno chino, se ha reconstruido enteramente.



Zhang Heng

Fotografía sacada del blog The secret of World HistoryZhang Heng fue científico, astrónomo, pintor y escritor. Un hombre muy polifacético que nació el año 78 a.C y falleció el año 139 d. C. Nació en la ciudad de Nanyang, en la provincia de Henan, y durante una larga época de su vida fue astrónomo real bajo la Dinastía Han del Este, llegando a  trazar uno de los primeros mapas estelares y rivalizando así con el que creó Hiparco en el año 129 a. C., y desconocido para Zhang.

En este mapa, situó las posiciones exactas de 2.500 estrellas y bautizó unas 320. También estimó que el cielo nocturno, del que sólo podía ver una parte, contenía 11.500 estrellas, una cifra exagerada para un observador con buena vista, pero no fue una mala estimación. Explicó los eclipses lunares correctamente, argumentando que se producían cuando la Luna atravesaba la sombra de la tierra, e imaginó la Tierra como una pequeña esfera suspendida en el espacio, rodeada por un inmenso y lejanísimo cielo esférico. En el año 123 corrigió el calendario para hacer calzar las estaciones del año.

Fue un gran matemático llegando a aproximar el número π como 730/232 (aproximadamente 3,1465). En una de sus fórmulas usadas, para cálculo de volúmenes esféricos, usó π como la raíz de 10 (es decir, aproximadamente. 3,162).

El trabajo más famoso de Zhang Heng fue el "detector de terremotos" que perfeccionó en el año 132 d. C., mil setecientos años antes del primer sismógrafo europeo. Zhang asombró a la corte imperial con este dispositivo, que podía detectar terremotos tan distantes que nadie cercano lo sentía siquiera. Era un dispositivo en forma de jarrón, al que se le pegaban varias cabezas en bronce de dragones, cada una con una pelota también de bronce en su boca; alrededor del pie tenía varios sapos de bronce con las bocas abiertas. Si la máquina detectaba un temblor de tierra, una bola de bronce, automáticamente, se soltaba y caía en la boca de uno de los sapos. La posición de uno de los sapos en cuestión indicaba la dirección en la cual procedía el temblor. En una famosa ocasión, una bola cayó sin que se observara terremoto perceptible; pero, varios días después, llegó un mensajero con noticias de un terremoto en Kasu, a 600 Kilómetros de la corte y en la dirección indicada por la máquina. Sería erróneo acreditar a Zhang Heng como el inventor de sismógrafo ya que su máquina detectaba los terremotos y su procedencia, pero no los medía.



Zhuge Liang

Fotografía sacada del blog The secret of World HistoryZhuge Liang nació en el año 181 d.C y falleció en el año 234 d.C. Fue un militar y estratega chino. También llamado Zhu Ge Kong Ming o Kong Ming, llegó a ser el principal estratega y consejero del reino de Shu.

Debido a su genialidad fue llamado "Dragón Durmiente". Decidió servir a Liu Bei, después de ser honrado con tres visitas del joven líder de Shu. Fue un genio tanto en cuestiones domésticas como extranjeras, un estratega inigualable por sus brillantes estrategias unidas a sus enormes conocimientos meteorológicos, y astronómicos. Aprovechaba la naturaleza para ganar ejércitos enteros, aunque tuviera un número menor de hombres.

Sin duda, fue además un gran inventor de esa época: se le atribuye la invención de la ballesta de repetición; también inventó la linterna de Kong Ming, las lámparas flotantes mediante el efecto del globo para iluminar el camino por la noche sin que su ejército pudiera ser descubierto.

Fue el mayor contribuyente a la fundación del reino de Shu. Predijo la tripartición del imperio, muchos años antes de que sucediese en realidad; o mejor dicho, la tripartición fue toda planificación suya desde un principio. Quiso conquistar los territorios del norte en cinco ocasiones distintas, pero el desgaste físico y psicológico de estas campañas militares repercutieron en su salud negativamente.

Falleció de enfermedad poco antes de la batalla en las llanuras de Wu Zhang en el 234.


Volver al principio