Inicio de la página

El Siglo XVII

Formalmente el siglo XVII comprende los años 1601-1700, ambos incluidos. Muchos lo llaman el «Siglo de la física» debido a que en este siglo las aportaciones de Galileo Galilei, Rene Descartes e Isaac Newton dieron origen a la física clásica y a un sistema de pensamiento mecanicista. De Galileo Galilei hemos hablado en la época renacentista y el por qué es el siguiente: Aunque Galileo murió en 1642, a los setenta y ocho años de edad, nació en el el S.XVI y su espíritu siempre estuvo muy marcado por la época renacentista. En la segunda mitad del siglo XVII, las instituciones públicas promovieron las investigaciones, gracias a lo cual el desarrollo científico se aceleró. La monarquía inglesa fundó la Royal Society e inauguró el observatorio de Greenwich. Por su parte, la monarquía francesa creó la Academia de las Ciencias.En este siglo, sin duda, el científico más espectacular ha sido Newton y en él me basaré más.

Fotografía de Sharealike LicenceEl siglo XVII es de un esplendor sin parangón, debido a que permite este tiempo desligarse de las ataduras provenientes de la Edad Media.

El Renacimiento del siglo XVI es la puerta de entrada para que en los 100 años que corrieron de 1600 a 1700 la sociedad pudiese zafarse del viejo molde que implantaba métodos rígidos de comportamiento y actuación especialmente impuestos por la Iglesia. Al romper estos viejos moldes, se permitió salirse de la rigidez de las estructuras lineales e imprimir nuevas formas de movimiento, especialmente en el campo de las artes, donde podrían ser la pintura, escultura y arquitectura. Este adelanto de imprimir movimiento, rescatar las formas celestiales por medio de la ornamentación, y el paso de lo estático a lo dinámico se contempla como el estilo barroco, que es un estilo moderno que deja atrás al manierismo del siglo precedente. El barroco que se presenta en diferentes manifestaciones artísticas, incluida la literatura en sus dos vertientes culteranismo y conceptismo, permite arraigar a la sociedad de entonces a un nuevo estilo de vida, en el que se adapta y acepta vivir bajo situaciones en constante cambio.

La filosofía del siglo XVII adopta un tono severo muy próximo al de las ciencias, y mantiene con estas una estrecha relación. Para el progreso del pensamiento, especialmente de las ciencias, fue considerable la creación de las Academias, que contrastaba con el envejecido y anquilosado de las Universidades. A partir del siglo XVII la ciencia adquiere un ímpetu y una influencia sobre la vida humana que antes no poseía, se inicia lo que podría llamarse la profesionalización de la filosofía en ciencia. Este es el primer siglo en que se puede distinguir, aunque no con precisión, estos dos tipos de sabios: científicos y filósofos. En este momento los filósofos ya no pueden considerase “hombres de ciencia”.

Los nuevos métodos de investigación condujeron a grandes progresos en las ciencias y a numerosos descubrimientos: Neper inventó los logaritmos; Harvey demostró la circulación de la sangre; Pascal logró grandes avances en la geometría, Halley en astronomía y Boyle en química. Sin embargo, los tres científicos más importantes del siglo XVII fueron Galileo, Kepler y Newton.


Entre los numerosos inventores del siglo XVII, se podrían destacar los siguientes:

Isaac Newton
Blaise Pascal
Johannes Kepler
Edmond Halley
Robert Boyle

Isaac Newton

Fotografía sacada de GRUPO LI PONewton nació el día de Navidad de 1642, justo el mismo año que murió Galileo, pero lo hizo en un lugar completamente diferente del acogedor e ilustrado que había formado el entrañable don Vincenzo Galilei (padre de Galileo). El acontecimiento tuvo lugar en la casa solariega de una buena granja situada en un pueblo, Colsterworth, que distaba unos 100 Km de Cambridge, la universidad que durante muchos años acogió a Newton. Newton no conoció a su padre, también llamado Isaac, ya que murió 3 meses antes de nacer él. Había sido un hombre rico pero incapaz de escribir ni siquiera su propio nombre. El bebé de Hannah, la joven viuda de buen ver, era tan escuchimizado y enfermizo que, a la vista de los aterradores índices de mortalidad infantil de la época, nadie se explicaba cómo sobrevivió al parto. Y no sólo eso, sino que vivió 84 años.

Cuando Newton apenas tenía 3 años, su madre volvió a casarse. Lo hizo con el párroco del pueblo vecino, el reverendo Barnabas Smith. La infancia de Newton fue en casa de los abuelos, sin su madre, y un poco desgraciada ya que Newton jamás mencionó a sus abuelos y su abuelo, que murió cuando sólo tenía Newton 10 años, no le dejó ni un chelín a su nieto. Ese mismo año que murió su abuelo, también murió su padrastro y su madre volvió  a vivir junto a Newton. De repente, Newton se encontró con una extraña familia: su abuela, su madre, su hermanastro y dos hermanastras. El niño cogió un berrinche y tuvieron que llevarlo a una escuela de gramática que distaba sólo 8km del pueblo, pero, a pesar de la cercanía y con sólo 12 años, se alojó en la casa del boticario del pueblo, un hombre llamado Clark. Allí aprendió a leer, escribir, un poco de latín, menos griego, mucha religión y nada de matemáticas. Siempre estuvo entre los últimos de la clase y los profesores lo calificaban de soberbio, taciturno, distraído y haragán. Estuvo cinco años en esa escuela europea en los cuales se dedicó a pegar a los niños más débiles y a fabricar ingeniosos artefactos para las chicas, tales como norias tiradas por ratones o un vehículo de 4 ruedas movido por un manubrio y que podía girar, o sea, un automóvil.

A los 17 años regresó a la casa de su madre, que pretendía que Isaac dirigiera la granja. Para que aprendiera, Hannah le puso un empleado veterano, honrado y paciente para que no se separara de él en todo el día. Aquello fue un desastre tal que, a los pocos meses, su madre le dijo a Newton que hiciera lo que le diera la gana con tal de que no molestara en las tareas de la granja. Al poco tiempo, volvió a la escuela de Grantham, pero esta vez a cargo de director de la misma, un tal Stokes, que lo preparó para poder ingresar en Cambridge, enseñándole un montón de cosas, entre ellas los Elementos de Euclides.

En 1661, Isaac Newton ingresó en el Trinity College de la Universidad de Cambridge. Aquí se abrió una nueva etapa en su vida, pero sus tendencias neuróticas, su inseguridad y sus arranques irracionalmente violentos le acompañarían toda su vida. De 1664, cuando Newton estaba en el tercer grado y último curso de carrera, data una frase suya que se hizo famosa "Platón es mi amigo, Aristóteles es mi amigo, pero mi mejor amiga es la verdad". eso demostraba que Newton iba a ir por libre aunque no iba a renegar del todo de Platón y Aristóteles. Entre otras extrañas actividades, Newton fue alquimista y astrólogo. Con la primera faceta alcanzó cumbres inimaginables; con la segunda, no aportó absolutamente nada, ni relevante ni irrelevante. En esta época, empezó a interesarse por las matemáticas, en particular a través de La Géometrie de Descartes. En poco más de 1 año, Newton estudió todos los libros de matemáticas modernas de la época. Estudiaba matemáticas de una manera acorde a su carácter neurótico, durante meses se pasó la noche y el día estudiando y escribiendo matemáticas. Se convirtió asi, sin duda alguna, en el mejor matemático del mundo, el más creativo y el más prolífico, aunque sólo lo supieran unos poco colegas de la universidad.

El año que terminó la carrera y obtuvo el título de bachiller, por toda Inglaterra se desató una epidemia de peste bubónica y una medida que se tomó fue cerrar la universidad, ya que era un gran centro de reuniones y, por lo tanto, de contagios. Newton volvió con su familia y durante 2 años, para su familia, Newton hizo lo que sabía hacer: el haragán. Pero para el resto del mundo, lo que Isaac hizo fue alumbrar el más maravilloso producto del cerebro humano. En esos años creó las bases del cálculo infenitesimal, la teoría del color y la gravitación universal. A esta época pertenece la anécdota de la manzana; aunque no es verídica, hay que decir que quien se inventó la mentirijilla fué el mismo: ya en su edad adulta, contó en varias ocasiones que estando en la granja, sentado bajo un manzano, al caer uno de los frutos vio la Luna y se preguntó por qué no se caía igual que la manzana. Pero hoy sabemos cómo llegó Newton a concebir la ley de la gravitación universal, y fue un proceso genial, sin duda, pero parsimonioso y muy elaborado. Superada la epidemia, Newton volvió a Cambridge para ver si se podía quedar, porque ya tenía claro que él era genial y lo que quería hacer en la vida, y eso lo facilitaba más una universidad que una granja. La única vía era obtener una de las 9 becas del Trinity que se ofertaban para un montón de estudiantes y eso fue lo que consiguió. Tuvo ayuda, parece ser que el boticario Clark lo recomendó a un profesor del Trinity amigo suyo. Ya allí, un catedrático de matemáticas llamado Borrow se dio cuenta de que Newton era genial y le aumentaron la beca al año siguiente, y en 1668, con 27 años, heredó la cátedra de Borrow por decisión de éste. Así era como se hacían las cosas por esos tiempos.

En aquella época, para ser profesor en Cambridge había que ser ordenado sacerdote y el problema es que Newton, en privado, se había convertido en un hereje. Y su herejía, siendo catedrático del Trinity, era nada menos que no creer en su Santísima Trinidad, con lo que tenía un porvenir más bien oscuro en aquella universidad. Pero de nuevo, Barrow le ayudo y consiguió que no fuera necesario ser sacerdote para convertirse en profesor de matemáticas en Cambridge. Aunque en principio no le conocía nadie, lo que empezó a hacer famoso a Newton no fue ninguno de los tres prodigios que antes comenté: el cálculo, la luz y la mecánica analítica. Se dio a conocer con un telescopio, pero ¡qué telescopio!

Newton diseño su telescopio de manera original y lo fabricó con sus propias manos. En lugar de lentes utilizó un espejo. Trabajando con prismas, Newton se dio cuenta que la pobreza de las imágenes de los telescopios del tipo de los de Galileo era debida a que los bordes de las lentes actuaban como prismas, y que por eso aparecían círculos y franjas coloreadas que distorsionaban los objetos. A eso se le llamaba "Aberración cromatica". Así que nada de lentes. Newton diseñó el telescopio usando un espejo cóncavo para focalizar la luz de un objeto lejano y de ese modo, la aberración cromática desapareció. El problema estaba en fabricar un espejo cóncavo de curvatura constante y exacta. Lo mejor era hacerlo de metal, y Newton fabricó una aleación basada en el cobre que era una maravilla, a pesar del asqueroso clima inglés que la oxidaba con facilidad. El caso es que fabricó su telescopio refector, de apenas 15cm pero que conseguía 40 aumentos y sin aberración de ningún tipo. Un profesor de matemáticas escocés, James Gregory, había publicado un diseño similar unos años antes pero no había llegado a construirlo. Tras presentar su experimento en la insigne Royal Society, se convirtió en enemigo acérrimo de Robert Hooke, que por aquella época hacía experimentos magníficos y construía aparatos extraordinarios. Después presentó unos increibles experimentos sobre la luz, utilizando prismas y la fama de Newton aumentó, pero, paradójicamente, su carácter continuó agrietándose. A Hooke lo despreciaba, y sus disputas con él lo alegraban más que otra cosa, sobre todo porque siempre le vencía. Pero apareció en escena un personaje que fue un hueso mucho más duro de roer para Newton, entre otras cosas porque en muchos sentidos era su álter ego: el holandés Huygens. Era tan parecido a Newton, aunque no en carácter, que no se entiende como no pasó a la posteridad como él.

Otra polémica de Newton la estableció con otro científico de su talento pero alemán, es decir, más pertinaz que él. Se trataba de Leibniz, un grandioso personaje que no sólo se dedicaba a las matemáticas. Hacía de todo, y todo bien, menos pisar las universidades. Tanto Newton como Leibniz inventaron el cálculo infinitesimal y, por lo tanto la derivada. ¿Como es esto? Lo hicieron los dos, cada uno por su lado y de manera distinta, pero desembocando en el mismo grandioso mar del conocimiento humano. Por supuesto, la autoría de dicho descubrimiento fue el origen de una amarga disputa hoy aclarada. El problema surgió por la manía de Newton de no publicar más que a regañadientes.

Newton no sólo tuvo enemigos, sino también amigos formidables. Uno de ellos fue Edmond Halley, el profundo y cuidadoso astrónomo que dio nombre al más célebre cometa. Poco después, Newton escribió la obra cumbre de la física "Principios matemáticos de filosofía natural", tres libros que sumaban más de 500 páginas y que fueron más conocido como los Principa. El primer libro se trataba del movimiento de los cuerpos sin resistencia, el segundo al movimiento de los cuerpos sometidos a resistencias y el tercero, la parte culminante, al movimiento de los planetas y sus lunas bajo el imperio de la Ley de la Gravitación Universal, calculando el valor de la constante de la gravitación universal G. La Luna no cae sobre la Tierra, como la manzana, porque, en virtud de uno de los principios de Newton, a toda fuerza se le opone una igual y de sentido contrario. Para que la manzana no cayera como la Luna, tendría que estar en órbita.

Newton y su manzana

La vida y la obra de Newton estarían incompletas si no se menciona una actividad que llevó a cabo durante treinta años: la alquimia. Del despacho de Newton se conservan 138 libros de alquimia, pero hasta el siglo XIX no se descubrió que entre la inmensa cantidad de papeles que había dejado había una vasta colección de manuscritos, diarios de laboratorio, recetas e infinidad de documentos relacionados con la alquimia. Newton no consiguió nada relevante en este campo. También se dedico al estudio de la teología pero, a la edad de 54 años, decidió dejar su cátedra en la universidad, asi como la ciencia, la alquimia y la teología y dedicarse a vivir bien. Le ofrecieron el puesto de guardian de la moneda con la advertencia de que aquello era una sinecura, o sea, que le proporcionaba un magnífico sueldo a condición de no hacer nada. Pero en cuanto Newton pisó la Casa de la Moneda comenzó a estudiar finanzas, comercio y economía como un loco. Al final, llegó a ser dueño y señor de la Casa de la Moneda inventando unas monedas difícilmente falsificables por lo que la casa de la moneda funcionaba de maravilla. Por el contrario, la Royal Society no levantaba cabeza así que dejo el empleo y se fue como presidente a la Royal Society, impulsándola y dándole vida. El 16 de abril de 1705, la reina Ana otorgó a Newton el título de Sir. Tras una serie de enfermedades, propias de la edad, murió el 31 de marzo de 1727 y fue enterrado en Westminster con todos los honores.

Volver al principio


Blaise Pascal

Fotografía sacada de la wikipediaBlaise Pascal Trabajó en las secciones cónicas y en la geometría proyectiva. Se carteó con Fermat y sentó los cimientos de la teoría de la probabilidad. Nació el 19 de junio en Clermont (ahora Clermont-Ferrand), Auvernia, Francia, y falleció el 19 de agosto de 1662 en París, Francia.

Blaise Pascal fue un matemático y filósofo francés muy influyente que contribuyó a muchas de las áreas de las matemáticas. Trabajó en las secciones cónicas y en la geometría proyectiva y carteándose con Fermat sentó los cimientos de la teoría de la probabilidad. Blaise Pascal fue el tercero de los hijos de Étienne Pascal y el único varón. La madre de Blaise murió cuando sólo tenía 3 años de edad. En 1632 la familia Pascal, Ètienne y sus cuatro hijos, dejó Clermont y se estableció en París. El punto de vista educativo del padre de Blaise Pascal no era nada ortodoxo y decidió enseñar a su hijo por sí mismo. Étienne Pascal decidió que Blaise no iba a estudiar matemáticas antes de los 15 años y se retiraron todos los textos matemáticos de su casa. Blaise, sin embargo, sintió crecer su curiosidad, empezando a trabajar en la geometría por sí mismo a la edad de 12 años. Descubrió que la suma de los ángulos de un triángulo era igual a dos ángulos rectos, y cuando su padre se dio cuenta de esto, rectificó y le facilitó a Blaise una copia de Euclides.

A la edad de 14 años, Blaise Pascal comenzó a acompañar a su padre a las reuniones de Mersenne. Mersenne pertenecía a la orden religiosa de los Mínimos, y su celda en París era un lugar de frecuentes reuniones para Gassendi, Roberval, Carcavi, Auzout, Mydorge, Mylon, Desargues y otros. Al poco tiempo, concretamente en la época en la que tenía 15 años, Blaise llegó a admirar la obra de Desargues. A la edad de 16, Pascal presentó un solo pedazo de papel en una de las reuniones de Mersenne en junio de 1639. Contenía una cantidad de teoremas de geometría proyectiva1, incluyendo el hexágono místico de Pascal. En diciembre de 1639 la familia Pascal dejó París para vivir en Rouen donde Ètienne había sido nombrado recaudador de impuestos de la Alta Normandía. Poco después de establecerse en Rouen, Blaise había publicado su primera obra, Ensayo sobre las Secciones Cónicas, en febrero de 1640.

Pascal inventó la primera calculadora digital para ayudar a su padre en la tarea de la recaudación de impuestos. Trabajó en ella durante tres años entre 1642 y 1645. El aparato, llamado Pascalina, se parecía a una calculadora mecánica de los años 1940. Esto, casi con total seguridad, hace de Pascal la segunda persona que inventó una calculadora mecánica ya que Schickard había fabricado una en 1624. Hubo problemas que tuvo que enfrentar Pascal en el diseño de la calculadora que fueron debidos al diseño de la moneda francesa de esa época. Había 20 soles en una libra y 12 dinares en un sol. El sistema permaneció en Francia hasta 1799, pero en Gran Bretaña sobrevivió un sistema con múltiplos similares hasta 1971. Pascal tuvo que solucionar problemas técnicos mucho más duros con la división de la libra en 240 de los que habría tenido que solucionar si la libra se hubiera dividido en 100. A pesar de ello, la producción de las máquinas comenzó en 1642, pero, tal como Adamson escribe: Hacia 1652 se habían producido cincuenta prototipos, pero se vendieron pocas máquinas, por lo que la producción de la calculadora aritmética de Pascal cesó en ese año.

Los sucesos de 1646 resultaron significativos para el joven Pascal. En ese año su padre se dañó una pierna y tuvo que recuperarse en casa. Fue cuidado por dos jóvenes hermanos de una orden religiosa de las afueras de Rouen. Ejercieron un profundo efecto en el joven Pascal y se volvió profundamente religioso. Desde esta época Pascal empezó una serie de experimentos sobre la presión atmosférica. Hacia 1647 probó para su propia satisfacción que existía el vacío. Descartes visitó a Pascal el 23 de septiembre. Su visita duró dos días y los dos discutieron acerca del vacío en el cual Descartes no creía. Descartes escribió, de un modo bastante cruel, en una carta a Huygens después de su visita que Pascal: ...tiene mucho vacío en su cabeza.

En agosto de 1648 Pascal observó que la presión de la atmósfera decrecía con la altura y dedujo que el vacío existía por encima de la atmósfera. Descartes escribió a Carcavi en junio de 1647 acerca de los experimentos de Pascal diciendo: Fui yo quien le recomendó hacerlo hace dos años, por lo que aunque no lo he llevado a cabo por mí mismo, no dudo de su éxito...

En ocubre de 1647 Pascal había escrito Nuevos Experimentos Acerca del Vacío lo que le había llevado a discutir con una cierta cantidad de científicos que, como Descartes, no creían en el vacío. Étienne Pascal murió en septiembre de 1651, y acto seguido Blaise escribió a una de sus hermanas dándole un significado profundamente cristiano a la muerte en general y a la de su padre en particular. Estas ideas formarían las bases de su posterior trabajo filosófico Pensées (Pensamientos). Desde mayo de 1653 Pascal trabajó en las matemáticas y en la física escribiendo el Tratado sobre el equilibrio de los líquidos (1653) en el que explica la ley de la presión de Pascal. Adamson escribe: Este tratado es un perfil completo de un sistema hidrostático, el primero en la historia de la ciencia, y encarna su más importante y distinguida contribución a la teoría de la física.

Trabajó en las secciones cónicas y produjo importantes teoremas en la geometría proyectiva. En La Generación de Secciones Cónicas (en su mayoría completado en marzo de 1648 pero volviendo a trabajar en él de nuevo en 1653 y 1654) Pascal consideró que las cónicas se generaban por proyección central de un círculo. Esto pretendía ser la primera parte de un tratado de cónicas que Pascal nunca terminaría. La obra está ahora perdida pero Leibniz y Taschirnhaus tomaron anotaciones de ella y actualmente es posible tener una imagen bastante completa de la obra. Aunque Pascal no fue el primero en estudiar el triángulo de Pascal, su trabajo sobre el tema Tratado del Triángulo Aritmético fue el más importante al respecto; a través del trabajo de Wallis, la obra de Pascal sobre los coeficientes binomiales llevó a Newton a su descubrimiento del teorema del binomio para potencias fraccionales y negativas. En la correspondencia que mantuvo con Fermat dejó sentadas las bases de la teoría de la probabilidad. Esta correspondencia consistió en cinco cartas que fueron enviadas durante el verano de 1654. Concernieron al problema de los dados, ya estudiado por Cardán, y al problema de los puntos también considerado por Cardán y, más o menos en la misma época, por Pacioli y Tartaglia. El problema de los dados plantea cuántas veces debe lanzarse un par de dados antes de que se espere que salga el seis doble, mientras que el problema de los puntos plantea cómo dividir las apuestas si una partida de dados no se termina. Resolvieron el problema de los puntos para una partida de dos jugadores, pero no desarrollaron métodos matemáticos lo bastante buenos como para resolverlo en caso de que hubiera tres o más jugadores.

Durante el período en que se mantuvo esta correspondencia, Pascal se encontraba indispuesto. En una de sus cartas a Fermat, escrita en julio de 1654 escribe: ... aunque aún estoy convaleciente, debo decirte que tu carta me llegó ayer a última hora de la tarde.

Sin embargo, a pesar de sus problemas de salud, trabajó intensamente en cuestiones matemáticas y científicas hasta octubre de 1654. Por entonces estuvo a punto de perder la vida en alguna ocasión. Los caballos que tiraban del carro en el que iba se desbocaron, quedando este en un puente sobre el río Sena. Aunque fue rescatado sin ningún daño, parece que resultó muy afectado psicológicamente. No mucho después sufrió otra experiencia religiosa, el 23 de noviembre de 1654, que le llevó a dedicar su vida al cristianismo. Después de esto Pascal realizó algunas visitas al monasterio de los jansenistas de Port-Royal des Champs, a unos 30 Km al norte de París. Comenzó a publicar trabajos anónimos sobre temas religiosos, dieciocho Cartas Provinciales que se publicaron durante 1656 y cerca de 1657. Estas se escribieron en defensa de su amigo Antoine Arnauld, un opositor de los jesuitas y defensor del jansenismo, al que se estaba enjuiciando en la facultad de teología de París por sus controvertidas publicaciones religiosas. El trabajo filosófico más famoso de Pascal es Pensées (Pensamientos), una colección de pensamientos personales sobre el sufrimiento y la fe en Dios que comenzó a finales de 1656 y en la que continuó trabajando durante 1657 y 1658. Este trabajo contiene la 'apuesta de Pascal' que reivindica la prueba de que la creencia en Dios es racional con el siguiente argumento: Si Dios no existe, uno no pierde nada creyendo en él, mientras que si existe, uno lo pierde todo no creyendo.

Su último trabajo trató sobre el cicloide, la curva trazada por un punto en la circunferencia de un círculo rodante. En 1658 Pascal empezó a pensar en problemas matemáticos de nuevo mientras permanecía despierto durante la noche, incapaz de conciliar el sueño debido a los dolores que sufría. Aplicó el cálculo de indivisibles de Cavalieri al problema del área de un segmento del cicloide y del centro de gravedad de cualquier segmento. También resolvió los problemas del volumen de un área de superficie del sólido de revolución formado girando el cicloide sobre el eje 'x'. Pascal publicó un desafío ofreciendo dos premios por la solución de estos problemas a Wren, Laloubère, Leibniz, Huygens, Wallis, Fermat y otros matemáticos. Wallis y Laloubère entraron en la competición pero la solución de Laloubère fue errónea y Wallis tampoco tuvo éxito. Sluze, Ricci, Huygens, Wren y Fermat comunicaron sus descubrimientos a Pascal sin entrar en la competición. Wren había estado trabajando en el reto de Pascal y este retó a su vez a Pascal, Fermat y Roberval a descubrir la longitud del arco y la longitud de la bóveda del cicloide. Pascal publicó sus propias soluciones a sus retos en Cartas a Carcavi. Después de esa época perdió el interés por la ciencia y empleó sus últimos años en atender a los pobres y en ir de iglesia en iglesia en París atendiendo un servicio religioso tras otro.

Pascal murió a la edad de 39 años sumido en un intenso sufrimiento a causa de un tumor maligno del estómago que se extendió al cerebro. Pascal es descrito como:... un hombre de complexión débil con una potente voz y maneras autoritarias. ...vivió la mayor parte de su vida adulta dentro de un gran sufrimiento. Su salud siempre fue delicada, sufriendo migrañas en su juventud...

Volver al principio


Johannes Kepler

Fotografía sacada del blog JuventudSionJohannes Kepler (1571-1630), astrónomo y filósofo alemán, fue famoso por formular y verificar las tres leyes del movimiento planetario, conocidas como leyes de Kepler. Kepler nació el 27 de diciembre de 1571, en Weil der Stadt, en Württemberg, y estudió teología y clásicas en la Universidad de Tübingen. Allí le influenció un profesor de matemáticas, Michael Maestlin, partidario de la teoría heliocéntrica del movimiento planetario desarrollada en principio por el astrónomo polaco Nicolás Copérnico. Kepler aceptó inmediatamente la teoría copernicana al creer que la simplicidad de su ordenamiento planetario tenía que haber sido el plan de Dios.

Kepler era hijo de un mercenario –que sirvió por dinero en las huestes del duque de Alba y desapareció en el exilio en 1589– y de una madre sospechosa de practicar la brujería. Pese a sus raíces, Johannes Kepler superó las secuelas de una infancia desgraciada y sórdida merced a su tenacidad e inteligencia. Tras estudiar en los seminarios de Adelberg y Maulbronn, Kepler ingresó en la Universidad de Tubinga (1588), donde cursó los estudios de teología y fue también discípulo del copernicano Michael Mästlin. En 1594, sin embargo, interrumpió su carrera teológica al aceptar una plaza como profesor de matemáticas en el seminario protestante de Graz.

En 1594, cuando Kepler dejó Tübingen y marchó a Graz (Austria), elaboró una hipótesis geométrica compleja para explicar las distancias entre las órbitas planetarias —órbitas que se consideraban circulares erróneamente. (Posteriormente, Kepler dedujo que las órbitas de los planetas son elípticas; sin embargo, estos primeros cálculos sólo coinciden en un 5% con la realidad.) Kepler planteó que el Sol ejerce una fuerza que disminuye de forma inversamente proporcional a la distancia e impulsa a los planetas alrededor de sus órbitas. Publicó sus teorías en un tratado titulado Mysterium Cosmographicum en 1596. Esta obra es importante porque presentaba la primera demostración amplia y convincente de las ventajas geométricas de la teoría copernicana.

Kepler fue profesor de astronomía y matemáticas en la Universidad de Graz desde 1594 hasta 1600, cuando se convirtió en ayudante del astrónomo danés Tycho Brahe en su observatorio de Praga. A la muerte de Brahe en 1601, Kepler asumió su cargo como matemático imperial y astrónomo de la corte del emperador Rodolfo II. Una de sus obras más importantes durante este periodo fue Astronomía nova (1609), la gran culminación de sus cuidadosos esfuerzos para calcular la órbita de Marte. Este tratado contiene la exposición de dos de las llamadas leyes de Kepler sobre el movimiento planetario. Según la primera ley, los planetas giran en órbitas elípticas con el Sol en un foco. La segunda, o regla del área, afirma que una línea imaginaria desde el Sol a un planeta recorre áreas iguales de una elipse durante intervalos iguales de tiempo. En otras palabras, un planeta girará con mayor velocidad cuanto más cerca se encuentre del Sol. La última obra importante aparecida en vida de Kepler fueron las Tablas rudolfinas (1625). Basándose en los datos de Brahe, las nuevas tablas del movimiento planetario reducen los errores medios de la posición real de un planeta de 5°a 10'. El matemático y físico inglés sir Isaac Newton se basó en las teorías y observaciones de Kepler para formular su ley de la gravitación universal. Kepler también realizó aportaciones en el campo de la óptica y desarrolló un sistema infinitesimal en matemáticas, que fue un antecesor del cálculo.

El descubrimiento de la que posteriormente sería llamada su tercera ley del movimiento planetario, tuvo lugar a raíz de su deseo de explicar de una manera global el porqué de los movimientos planetarios en su conjunto, que ya había dado lugar a su Mysterium Cosmographicum. Como su modelo de los sólidos no se correspondía del todo con la realidad, buscó el motivo último en la armonía que los diversos períodos orbitales pudieran producir. Para Kepler y, en general, para sus contemporáneos. la teoría de la armonía musical y de las diversas relaciones entre los sonidos, era una cuestión matemática que, básicamente, estudiaba las relaciones entre las frecuencias de los sonidos. Era sabido qué sonidos daban lugar, cuando se producían juntos, a una sensación agradable o de belleza y cuáles no. La aspiración de Kepler, como la de los pitagóricos, era representar la naturaleza y la belleza en términos numéricos. De este modo, las relaciones numéricas que, puestas en términos de sonidos, generaban una música bella, puestas en términos de relaciones de velocidades planetarias y períodos orbitales, debían también representar la bella obra divina que era el Universo. Calculó las relaciones entre la velocidad en el afelio y el perihelio de cada planeta, encontrando que, en todos los casos, excepto para la Tierra y Venus, representaban relaciones numéricamente bellas o consonancias. El siguiente paso fue calcular las relaciones entre las velocidades orbitales o los períodos de un planeta a otro, para encontrar en qué octava se encontraba cada uno. Las distancias de los planetas al Sol debían entonces, de alguna manera, quedar incluidas también en esta armonía de los cielos. Las relacionó con los períodos orbitales, encontrando su tercera ley, según la cual, los cuadrados de los períodos de revolución de dos planetas son proporcionales a los cubos a de las respectivas distancias medias al Sol.

En 1611 fallecieron su esposa y uno de sus tres hijos; poco tiempo después, tras el óbito del emperador y la subida al trono de su hermano Matías, fue nombrado profesor de matemáticas en Linz. En fin, que en 1612 Kepler se hizo matemático de los estados de la Alta Austria. Mientras vivía en Linz, publicó su Harmonices mundi, Libri (1619), cuya sección final contiene otro descubrimiento sobre el movimiento planetario (tercera ley): la relación del cubo de la distancia media (o promedio) de un planeta al Sol y el cuadrado del periodo de revolución del planeta es una constante y es la misma para todos los planetas. Hacia la misma época publicó un libro, Epitome astronomiae copernicanae (1618-1621), que reúne todos los descubrimientos de Kepler en un solo tomo. Igualmente importante fue el primer libro de texto de astronomía basado en los principios copernicanos, y durante las tres décadas siguientes tuvo una influencia capital convirtiendo a muchos astrónomos al copernicanismo kepleriano.

La última obra importante aparecida en vida de Kepler fueron las Tablas rudolfinas (1625). Basándose en los datos de Brahe, las nuevas tablas del movimiento planetario reducen los errores medios de la posición real de un planeta de 5 °a 10'. El matemático y físico inglés sir Isaac Newton se basó en las teorías y observaciones de Kepler para formular su ley de la gravitación universal. Kepler también realizó aportaciones en el campo de la óptica y desarrolló un sistema infinitesimal en matemáticas, que fue un antecesor del cálculo. En 1626, las dificultades económicas y el clima de inestabilidad originado por la guerra de los Treinta Años lo llevaron a Ulm, donde supervisó la impresión de las Tablas rudolfinas, iniciadas por Brahe y completadas en 1624 por él mismo utilizando las leyes relativas a los movimientos planetarios que aquél estableció. En 1628 pasó al servicio de A. von Wallenstein, en Sagan (Silesia), quien le prometió, en vano, resarcirle de la deuda contraída con él por la Corona a lo largo de los años. Un mes antes de morir, víctima de la fiebre, Kepler había abandonado Silesia en busca de un nuevo empleo. Finalmente, murió el 15 de noviembre de 1630, en Regensburg.

Volver al principio


Edmond Halley

Fotografía sacada de la wikipediaNació 8 de noviembre de 1656 en Haggerston, Shoreditch (cerca de Londres), Inglaterra y murió 14 de Enero de 1742 en Greenwich (cerca de Londres), Inglaterra. El padre de Edmon (o Edmun) Halley, también se llamba Edmon (o Edmun) Halley. Provenía de una familia de Derbyshire y era un adinerado fabricante de jabón en Londres en el momento en el que el uso del jabón empezaba a extenderse por Europa. Existe confusión tanto con el día como con el año del nacimiento de Halley. La confusión sobre el día es debida simplemente al cambio de calendario (29 de octubre según el calendario de su época). La confusión sobre el año es menos fácil de decidir pero se asume que fue 1656, año que el propio Halley dijo ser el de su nacimiento.

El padre de Halley perdió mucho en el gran incendio de Londres, que ocurrió en el año en el que Halley tenía diez años. Aún así, su padre pudo permitirse una buena educación para su hijo y Halley recibió clases en su propia casa antes de ser enviado a St Paul's School, que fue donde su gran talento se hizo visible: ...se distinguía por igual en los clásicos como en matemáticas, llegó a ser el 'capitán' del colegio a los quince años, construyó esferas, observó las variaciones de la brújula, y estudió el cielo tan detenidamente que Moxon, el fabricante de esferas, señaló que 'si una estrella se desplazara en el firmamento él lo notaría'.

De esta manera Halley ingresó en el Queen's College de Oxford a la edad de diecisiete años, siendo ya un experto astrónomo con una buena colección de instrumentos comprados por su padre. Empezó a trabajar con Flamsteed el Astrónomo Real en 1675, ayudándole en las observaciones tanto en Oxford como en Greenwich. Flamsteed en un documento de 1676, publicado en Philosophical Transactions of the Royal Society, señalaba: Edmond Halley, un joven con talento de Oxford, estaba presente en esas observaciones y ayudó con esmero en muchas de ellas.

Halley realizó importantes observaciones en Oxford, incluyendo una ocultación de Marte por la Luna el 21 de Agosto de 1676, que publicó en Philosophical Transactions of the Royal Society. No está muy claro lo que sucedió con la licenciatura de Halley pero lo que es seguro es que dejó sus estudios en 1676 y en noviembre de ese año se embarcó rumbo a Santa Helena en el hemisferio sur. La explicación más probable es que con la apertura del Real Observatorio de Greenwich en 1675, Flamsteed asumió la tarea de cartografiar las estrellas del hemisferio norte y Halley decidió completar este programa asumiendo una tarea similar para el hemisferio sur.

Dicha tarea no podía ser llevada a cabo sin apoyo financiero y, de hecho, Halley obtuvo dicho apoyo de su padre y de, nada menos, que del Rey Carlos II, quien proporcionó una carta solicitando a la Compañía de las Indias Orientales que llevaran a Halley y a un colega hasta Santa Helena, el territorio más al sur bajo dominio británico. Otros hombres importantes que también apoyaron la aventura fueron Brouncker que era Presidente de la Royal Society y Jonas Moore quien había sido uno de los más influyentes en la financiación del Observatorio Real. La meteorología en Santa Helena resultó ser menos buena para la observación astronómica de lo que Halley había esperado, pero a pesar de esto, en sus dieciocho meses de estancia en la isla catalogó 341 estrellas del hemisferio sur y descubrió un cúmulo globular en Centauro. Durante el viaje: ... mejoró el sextante, recogió un número de valiosos datos relativos al océano y a la atmósfera, anotó el retardo ecuatorial del péndulo y, el 7 de noviembre de 1677, realizó en Santa Helena la primera observación completa de un tránsito de Mercurio.

Propuso utilizar los tránsitos de Mercurio (y mejor aún los de Venus) para determinar la distancia al Sol y por lo tanto la escala del Sistema Solar , utilizando la tercera ley de Kepler. Halley volvió a Inglaterra en 1678 y publicó su catálogo de estrellas del hemisferio sur. A pesar de no haberse graduado en Oxford se encontró con la reputación de ser uno de los principales astrónomos. Pronto llegaron los honores. Se graduó por la Universidad de Oxford el 3 de diciembre de 1678 sin realizar los exámenes de grado. El título fue concedido por orden del Rey Carlos II. También fue elegido miembro de la Royal Society el 30 de noviembre de 1678, convirtiéndose a la edad de 22 años en uno de los miembros más jóvenes de su historia.

En 1679 la Royal Society envió a Halley a Danzig para arbitrar en una disputa entre Hooke y Hevelius. Hooke afirmaba que las observaciones de Hevelius, realizadas sin telescopio, podrían no ser precisas. En aquel momento Hevelius tenía 68 años, por lo que debió causarle una gran consternación ver que se había enviado a un joven de 23 años para juzgarle. Sin embargo, Halley era:

...un hombre de una gran diplomacia natural... y tras dos meses comprobando las observaciones que Hevelius estaba realizando, declaró que eran precisas.

La fama y el reconocimiento que Halley logró tan rápidamente no le ayudó a ganarse la simpatía de Flamsteed, quien, a pesar de sus elogios hacia Halley en sus años de estudiante, pronto se volvió en su contra. Tener al Astrónomo Real en contra no es la mejor carta de recomendación para un joven astrónomo, incluso uno tan famoso como Halley, quien pronto pagaría su precio. Halley no buscó un puesto como profesor en esta etapa, prefirió la libertad de viajar y realizar investigación sin compromisos. En 1680 inició un viaje por Europa con Robert Nelson, un amigo del colegio. Cerca de Calais, Halley observó un cometa y viajó hasta París, donde junto con Cassini, realizó más observaciones en un intento por determinar su órbita. La mayor parte de 1681 la pasó en Italia. De vuelta a Inglaterra, al año siguiente, se casó con Mary Tooke, mientras que su padre se casó en segundas nupcias (la madre de Halley había fallecido diez años antes).

No sólo su matrimonio trajo responsabilidades económicas a Halley, sino que el matrimonio de su padre debió ser un completo desastre y como era de él de quien recibía el apoyo económico, pronto se quedó sin fondos. Siguieron otros problemas personales, ya que en marzo de 1684 su padre desapareció y fue encontrado muerto cinco semanas después. Halley tuvo que administrar los asuntos de su padre y se vio envuelto en asuntos legales, familiares y de propiedad. Justo antes de que despareciera su padre, Halley estuvo implicado en una interesante investigación. Había mostrado que la tercera ley de Kepler implicaba la ley de atracción del inverso del cuadrado y presentó sus resultados en una reunión en la Royal Society el 24 de enero de 1684. Wren, Hooke y Halley discutieron sobre si se podía demostrar que la ley del inverso del cuadrado implicaba órbitas elípticas para los planetas, pero no logró llegar a probarlo. Los trabajos de Halley en este tema fueron interrumpidos durante las siguientes semanas por las dificultades que rodearon la desaparición y muerte de su padre, pero en agosto de 1682 Halley siguió persiguiendo una solución para lo que visitó a Newton en Cambridge. Allí descubrió que Newton ya había logrado una solución para este problema, así como otros resultados significativos pero que no parecía que fuera a publicarlos.

Chapman escribió::

...Halley ...tuvo el genio de reconocer el genio aun mayor de Newton y urgirle a escribir 'Principia Mathematica' pagando de su propio bolsillo los gastos de publicación porque la Royal Society no disponía de dinero...

Glaisher, en un discurso pronunciado en Cambridge en 1888, habló de papel que jugó Halley en hacer que se publicara 'Principia Mathematica' de Newton:

...si no fuera por Halley 'Principia Mathematica' no hubiera existido. ...él pagó todos los gastos, corrigió las pruebas. Dejó aparte su propio trabajo para acelerar la impresión. Todas sus cartas muestran la devoción más intensa hacia esa obra.

Para entonces Halley no era precisamente un hombre rico y, aunque a la postre la contribución económica que permitió la publicación de Principia Mathematica fue reembolsada con las ventas, buscó un puesto académico. En 1691 solicitó la vacante de la Cátedra Savilian de Astronomía en Oxford. Dadas sus destacadas investigaciones en astronomía, podría esperarse que obtendría la cátedra, pero Flamsteed se oponía fuertemente a la asignación. Flamsteed no tenía precisamente una buena disposición hacia Newton ya que creía que Newton no había dado el suficiente crédito a las observaciones realizadas en el Real Observatorio es sus teoría sobre la Luna. La estrecha asociación de Halley con Newton hizo bajar su opinión si cabe aún más. Sin embargo el argumento que Flamsteed utilizó contra Halley era que él creía de forma indudable y sincera, tal como lo remitió por escrito a Oxford, que Halley: ... corrompería la juventud de la universitaria.

Flamsteed estaba en lo cierto en cuanto que la visión que Halley tenía del Cristianismo estaba reñida con la visión estándar en aquel tiempo que requería creer en la Biblia de forma literal. Newton también se quejó de que Halley dudara de la exactitud científica de la versión bíblica de la creación. A pesar de que Halley reivindicó vigorosamente que sus creencias eran las convencionales, David Gregory fue elegido para la cátedra. La falta de un puesto académico no frenó el trabajo científico de Halley. De hecho, trabajó para la Royal Society en distintas actividades, fue editor de \'Philosophical Transactions\' de 1685 a 1693. Publicó con frecuencia resultados importantes a través de las publicaciones de la Royal Society. En 1686 Halley publicó un mapa del mundo mostrando los vientos prevalecientes en los océanos. Tiene la distinción de ser el primer mapa meteorológico que se haya publicado. Otro trabajo innovador fueron las tablas de mortalidad de la ciudad de Breslau que publicó en 1693. Fue uno de los primeros trabajos que relaciona la mortalidad con la edad en una población e influyó notablemente en la futura producción de tablas de las compañías de seguros. Desde alrededor de 1695 Halley realizó un cuidadoso estudio de la órbita de los cometas. Newton estaba a favor de que los cometas tenían órbitas parabólicas, mientras que Halley creía podían existir órbitas elípticas. Utilizando su teoría de las órbitas de los cometas, calculó que el cometa de 1682 (ahora llamado cometa Halley) era periódico y era el mismo objeto que el cometa de 1531 y 1607. Más tarde también identifico este cometa como uno que apareció en 1305, 1380 y 1456. En 1705 publicó la predicción de que volvería en 76 años, indicando que aparecería en diciembre de 1758. No era un cálculo fácil para Halley, ya que debía considerar las perturbaciones de la órbita producidas por Júpiter. Aunque en 1758 Halley llevaba muerto quince años, logró fama duradera cuando el cometa fue observado el 25 de Diciembre de 1758 (ligeramente después de lo calculado por Halley).

Newton se convirtió en director de la Real Casa de la Moneda de Londres en 1636 y utilizó su influencia para nombrar a Halley controlador suplente de la Casa de la Moneda,en Chester, ese mismo año. Ocupó el puesto durante dos años hasta que fue abolido. Tras abandonar la Casa de la Moneda en Chester, el Rey Guillermo III de dio el mando de un buque de guerra, el Paramore Pink. Esto no era tan extraño como pueda parecer, ya que Halley había estado trabajando para determinar la longitud geográfica utilizando las variaciones de brújula y éste era el propósito del viaje, aunque Guillermo III también le pidió: ...intentar descubrir el territorio que haya al sur del océano occidental.

Halley fue nombrado profesor en la Cátedra Savilian de geometría en Oxford en 1704 tras la muerte de Wallis. Esto no agradó en modo alguno a Flamsteed. En 1710, utilizando el catálogo de Tolomeo, dedujo que las estrellas deben tener sus pequeños movimientos propios y él era capaz de detectar este movimiento propio en tres estrellas. Halley jugó un papel activo en los acontecimientos y controversias de su época. Apoyó a Newton en su controversia con Leibniz sobre quién inventó el cálculo, sirviendo como secretario de un comité establecido por la Royal Society para resolver la disputa. Halley hizo una gran labor calmando disputas, pero también se salió de su línea al hacer empeorar su propia disputa con Flamsteed. En 1712 acordó con Newton la publicación de las observaciones de Flamsteed, mucho antes de que estuvieran completadas. En 1720 sucedió a Flamsteed como Astrónomo Real, cargo que ocupó 21 años a pesar de tener 64 cuando fue nombrado. La viuda de Flamsteed se disgustó tanto que vendió todos los instrumentos que su marido tenía del Observatorio Real de manera que Halley no pudiera hacer uso de ellos. En el Real Observatorio de Greenwich, Halley utilizó el primer instrumento de tránsito e ideó un método para determinar la longitud geográfica en el mar por medio de observaciones lunares. Observó la Luna durante un periodo saros completo de 18 años. Las observaciones anteriores de la Luna se habían hecho sólo en las conjunciones o en las oposiciones con el Sol y es en estas observaciones anteriores en las que se había basado la teoría de Newton. Halley ha sido criticado por su trabajo como Astrónomo Real. Algunos le reprochan haber realizado observaciones sin ningún valor que no eran más exactas que las realizadas por Flamsteed. También se ha dicho que las observaciones de Halley eran llevadas a cabo sin ningún cuidado. Sin embargo, Ronan argumenta que las críticas son injustas. En ese artículo enumera los logros de Halley como Astrónomo Real. Otras actividades de Halley incluyen estudios de arqueología, geofísica, historia de la astronomía y la solución de ecuaciones polinómicas. Fue parte integral de la comunidad científica Inglesa en el cenit de su creatividad.

Volver al principio


Robert Boyle

Fotografía sacada de la wikipediaRobert Boyle fue un aristócrata nacido en Waterford, Irlanda, en 1627. Séptimo hijo varón, y decimocuarto en total, del rico primer conde inglés de Cork. En 1641, a los catorce años, Robert se encontraba en Florencia con su tutor cuando oyó hablar de la muerte de Galileo. Esto lo llevó a estudiar su trabajo, y el resultado fue un interés permanente por la ciencia. Cuando volvió a Inglaterra en 1644 se estableció en Dorset, pero pasaba mucho tiempo en la casa londinense de su hermana, donde frecuentó al grupo de científicos que más tarde formaría el núcleo de la Royal Society. En 1654 se trasladó a Oxford y se instaló allí catorce años, durante los que dirigió muchos de los experimentos que labraron su reputación.

Nació el 25 de Enero 1627 en Lismore, Irlanda. Cursó estudios en Eton desde 1835 a 1639. Posteriormente viaja por Europa. Boyle regresó a Inglaterra desde el continente a mediados de 1644 con un gran interés para la investigación científica. Su padre había muerto el año anterior y le había dejado la casa solariega de Stalbridge en Dorset, Inglaterra y los estados importantes en el Condado de Limerick en Irlanda que había adquirido durante la Guerra de Cromwell. A partir de ese momento, Robert dedicó su vida a la científica de investigación y pronto tuvo un lugar destacado en el grupo de investigadores, conocido como el "Colegio Invisible", que se dedicaron al cultivo de la " nueva filosofía ". Se reunieron en Londres con frecuencia, a menudo en el Gresham College, y algunos de los miembros también se reunió en Oxford. Después de haber realizado varias visitas a sus fincas de Irlanda a partir de 1647, Robert se trasladó a Irlanda en 1652, pero se frustró en el su incapacidad para el progreso de su trabajo en el país. En una carta, que describió a Irlanda como "un país bárbaro donde los espíritus químicos fueron mal entendido así, y los instrumentos de química no obtenibles por lo que era difícil tener cualquier pensamiento hermético en el mismo." En 1654, Boyle dejó Irlanda por Oxford para continuar su trabajo con más éxito.

Desde 1656 vivió en Oxford donde colaboró con Hooke. Realizó importantes contribuciones a la Física y la Química, pero es sobre todo conocido por Las leyes de Boyle en donde describe el gas ideal. Estas leyes aparecen en el apéndice de su trabajo escrito en 1661, Nuevos experimentos de Fisiomecánica. La lectura en 1657 de Otto von Guerickes de la bomba de aire , se puso con la ayuda de Robert Hooke para diseñar mejoras en su construcción, y con el resultado, la "máquina Boyleana" o "neumático de motor", terminó en 1659, que inició una serie de experimentos sobre las propiedades del aire. Una inscripción puede encontrarse en la pared de la Universidad College de Oxford de la High Street en Oxford (ahora la ubicación del Memorial Shelley), marcando el lugar donde se mantuvo hasta la Cruz Hall principios del siglo XIX. La reseña de la labor de Boyle con la bomba de aire se publicó en 1660 bajo el título Nuevos experimentos físico-mecánicos, tocando la primera del aire, y sus efectos .... Entre los críticos de las opiniones expresadas en este libro fue un jesuita, Francisco de la Línea (1595-1675), y fue al mismo tiempo respondio a sus objeciones que Boyle hizo su primera mención de la ley que el volumen de un gas varía inversamente a la presión del gas, que entre las personas de habla Inglés suele ser llamado por su nombre. Sin embargo, la persona que originalmente formuló la hipótesis fue Henry en 1661. Boyle incluía una referencia a un documento escrito por el poder, pero por error lo atribuyó a Richard Towneley. En Europa continental, la hipótesis se atribuye a veces a Edme Mariotte, aunque no lo publicó hasta 1676 y era probable consciente de la labor de Boyle en el momento. En 1663 el Colegio Invisible se convirtió en la Royal Society de Londres para la Mejora de Recursos Naturales Conocimiento, y la carta de constitución otorgada por Carlos II de Inglaterra, llamo a Boyle un miembro del consejo. En 1680 fue elegido presidente de la sociedad, pero declinó el honor de un escrúpulo acerca de los juramentos. 

Fue durante su tiempo en Oxford que Boyle fue un Caballero. Los Caballeros se cree que han sido establecidos por Real Orden unos años antes de la hora de Boyle en Oxford. El período de la residencia de Boyle estuvo marcado por las acciones de las fuerzas reaccionarias parlamentario victorioso, en consecuencia, este período marcó el período más secreto de los movimientos de Chevalier y por lo tanto poco se sabe acerca de la participación de Boyle, más allá de su pertenencia. En 1668 abandonó Oxford para Londres, donde residió en casa de su hermana, Lady Ranelagh, en Pall Mall

El apodado como el "Padre de la Química moderna", fue el primero en emplear el término "Análisis Químico" en su actual significado. Es muy conocida su ley: "A temperaturas iguales, los volúmenes de los gases están en razón inversa a la presión". En su libro Sceptical Chymist (1661) contradecía los puntos de vista de Aristóteles acerca de los cuatro elementos, tierra, aire, fuego y agua. Opinaba que la materia estaba compuesta de corpúsculos los cuales eran diferentemente construidos sobre diferentes configuraciones de partículas primarias. Perteneció a la Real Sociedad. Causó una gran influencia en Newton y algún tiempo después, en otros científicos. Boyle fue un alquimista convencido de la posibilidad de la transmutación de los metales, llegando a realizar experimentos con la esperanza de lograrlo; asimismo fue clave en la obtención de la abolición, en 1689, de la ley de Enrique IV contra la creación de oro y plata por medio de la alquimia (Act Against Multipliers, 1404). Realizó importantes contribuciones en el campo de la física: la ley de Boyle, el descubrimiento del papel del aire en la propagación del sonido, las investigaciones acerca de la fuerza expansiva en la congelación del agua, acerca de la densidad relativa, la refracción en cristales, electricidad, color, hidrostática, etc. A pesar de ello, la química fue siempre su predilecta. En 1661 publicó The Sceptical Chemist (El químico escéptico) en la que criticaba los «experimentos por los cuales vulgares espagíricos se esfuerzan en probar que su sal, azufre y mercurio son los verdaderos principios de las cosas».

Para Boyle, la química era la ciencia de la composición de las substancias y no un arte auxiliar para el alquimista o el físico. Avanzó hacia la moderna visión de los elementos como los constituyentes de los cuerpos materiales, y comprendió la distinción entre las mezclas y los compuestos, realizando progresos considerables en las técnicas para la determinación de sus componentes, un proceso que bautizó como "análisis". Más aún, llegó a suponer que los elementos estaban compuestos en última instancia de partículas de varios tipos y tamaños. Además, realizó estudios acerca de la combustión y la respiración descubriendo la intervención del oxígeno, así como experimentos en fisiología en los que se veía obstaculizado por la "sensibilidad de su naturaleza", que le impedía realizar disecciones anatómicas, especialmente de animales vivos, a pesar de saber que eran "más instructivos".

En 1689 su salud, nunca muy fuerte, comenzó a fallar en serio y poco a poco se retiró de sus compromisos públicos, cesando sus comunicaciones a la Real Sociedad, y la publicidad su deseo de ser excusado de recibir invitados, "a no ser en ocasiones muy extraordinarias", en martes y viernes por la mañana y el miércoles y sábado por la tarde. En el tiempo libre lo ganó él deseaba "su contratación espíritus, amplia sus papeles", y preparar algunas investigaciones químicas importantes que se propone dejar "como una especie de legado hermético a los discípulos, estudiosos de este arte", sino de lo que hizo no dar a conocer la naturaleza. Su salud empeoró aún más en 1691, y murió el 31 de diciembre de ese año, en Londres, justo una semana después de la de la hermana con quien había vivido durante más de veinte años. Robert Boyle murió de parálisis. Fue enterrado en el cementerio de St. Martin in the Fields, su oración fúnebre que se predica por su amigo el Obispo Gilbert Burnet. En su testamento, Boyle dotado de una serie de conferencias que llegó a ser conocido como el Conferenciador Boyle.


Volver al principio